lunes, 15 de octubre de 2007

SELCCION DE POEMAS PARA ANALIZAR Y CONOCER‎

Material seleccionado y preparado por Rosa María Montes M.‎


Muerte de Antoñito el CamborioFederico García Lorca (español)‎

Voces de muerte sonaron
cerca de Guadalquivir.‎
voces antiguas que cercan
voz de clavel varonil.‎
Les clavó sobre las botas
mordiscos de jabalí.‎
En la lucha daba saltos ‎
jabonados de delfín.‎
Bañó con sangre enemiga
su corbata carmesí,‎
pero eran cuatro puñales,‎
y tuvo que sucumbir.‎
Cuando las estrellas clavan
rejones al agua gris,‎
cuando los erales sueñan
verónicas de alhelí,‎
voces de muerte sonaron
cerca de Guadalquivir.‎

Antonio Torres Heredia,‎
Camborio de dura crin,‎
moreno de verde luna,‎
voz de clavel varonil:‎
‎- ¿Quién te ha quitado la vida
cerca de Guadalquivir?‎
‎- Mis cuatro primos Heredias,‎
hijos de Benamejí.‎
Lo que en otros no envidiaban, ‎
ya lo envidiaban en mí.‎
Zapatos color corinto,‎
medallones de marfil,‎
y ese cutis amasado‎
con aceituna y jazmín.‎
‎- ¡Ay, Antoñito el Camborio,‎
digno de una emperatriz!‎
Acuérdate de la virgen, porque te vas a morir.‎
‎- ¡Ay, Federico García, ‎
llama a la Guardia Civil!‎
Ya mi talle se ha qubrado
como caña de maíz.‎

Tres golpes de sangre tuvo
y se murió de perfil.‎
Viva moneda que nunca
se volverá a repetir.‎
Un ángel marchoso pone
su cabeza en un cojín.‎
Otros de rubor cansado
encendieron un candil.‎
Y cuando los cuatro primos
llegan a Benamejí.‎
voces de muerte cesaron ‎
cerca del Guadalquivir.‎


‎--------------------0000---------------------------‎


Ruego (fragmento)‎
Gabriela Mistral (chilena)‎
Premio Nobel de Literatura 1951‎

I
Señor, tú sabes cómo con encendido brío
por los seres extraños mi palabra te invoca.‎
vengo ahora a pedirte, por uno que era mío,‎
mi vaso de frescura, el panal de mi boca.‎

‎2‎
Te digo que era bueno, te digo que tenía
el corazón entero a flor de pecho, que era
suave de índole franco como la luz del día
henchido de milagro como la primavera.‎

‎3‎
Me replicas, severo, que es de plegaria indigno
el que no untó de preces sus dos labios febriles,‎
y se fue aquella tarde sin esperar tu signo, ‎
trizándose las sienes como vasos sutiles.‎

‎---------------0000---------------‎

Primavera amarilla
Juan Ramón Jiménez (español) 1881-1957‎
Premio Nobel de Literatura 1959‎

Abril venía lleno
todo de flores amarillas.‎
Amarillo el arroyo,‎
amarillo el vallado, la colina,‎
el cementerio de los niños, ‎
el puerto aquel donde el amor vivía.‎

El sol ungía de amarillo el mundo
con sus luces caídas, ¡ay! Por lirios aúreos
el agua de oro, tibia,‎
las amarillas mariposas
sobre las rosas amarillas.‎

Guirnaldas amarillas escalan
los árboles, el día
era una gracia perfumada de oro‎
en un dorado despertar de vida.‎
entre los huesos de los muertos
abría Dios sus manos amarillas!‎


‎---------------------0000--------------------‎

Selección de POEMAS INFANTILES, algunos sugeridos para trabajar con los niños de 1º,2º y 3º básico.

El trencito de estrellas
‎(Anónimo)‎

En un trencito de estrellas,‎
la luna llegó hasta el mar‎
y encontró a una ostra triste,‎
a quien no pudo alegrar.‎

En un trencito de estrellas,‎
la luna llegó hasta el mar
y la ostra sin su perla, ‎
su pena le fue a contar.‎

En un trencito de estrellas, ‎
la luna llegó hasta el mar
y vio que un pulpo amigo,‎
a la ostra quiso escuchar.‎

‎(Se puede leer primero susurrando y luego rápido como un tren en movimiento)‎

‎------------------0000------------------------‎


PalabrasCecilia de Roggero
‎(Adaptación)‎

Hay palabras redondas ‎
como mundo,‎
como rueda,‎
como sol.‎

Hay palabras que acompañan
como luz,‎
como perro,‎
como sombra.‎

Hay palabras difíciles,‎
como lo siento,‎
como perdón.‎

Hay palabras duras.‎
como piedra,‎
como ¡ándate!‎


Pero también hay palabras que ríen,‎
como sandía,‎
como agua,‎
como circo.‎

Hay palabras y palabras,‎
las que duelen, ‎
las misteriosas.‎

Las que alegran,‎
las que dicen, ‎
y las que callan.‎


‎------------------0000----------------------‎


La luna en casa‎(Horacio Rega M.)‎

La luna, la luna tiene
miedo de caer al río,‎
parece que en el caserío, ‎
que alguien, de atrás, ‎
la sostiene.‎

Nadie sabe lo que pasa,‎
nadie sabe cosa alguna.‎
si se va a caer la luna,‎
‎¿por qué no se cae en mi casa?‎

‎-------------0000--------------------‎

¿Quién da más?‎Edgar Allan García (Ecuador)‎

Yo propongo
ve ve ve veinte,‎
dijo la oveja.‎

Yo ofrezco
cua cua cua cuarenta.‎
afirmó el pato.‎

‎¿Ah, sí?... Pues yo doy‎
qui qui qui quinientos,‎
aseguró el gallo.‎

Es mu mu mu mucho para mí,‎
se entristeció la vaca y
así fue como
desde aquella extraña subasta,‎
el gallo se quedó con el sol.‎

‎---------------------0000---------------------‎

Estrellita fugaz
Estrellita fugaz
que iluminas el cielo,‎
tráeme de regalo
todo lo que quiero.‎

Trajes de princesa,‎
trenes a vapor, ‎
trufas y cerezas
y un trompo volador.‎

‎-----------0000----------------------‎


El volantín
Cuando el volantín recorre
el cielo sin parar,‎
es para decirle a las nubes,‎
que dejen de llorar.‎
porque cuando ellas lloran,‎
los volantines ‎
no pueden volar.‎

‎--------------------------0000-----------------‎

Volantín de campo
Floridor Pérez (chileno)‎

Para subir al cielo ‎
se necesita‎
un carrete‎
de hilo‎
y otro de pita.‎



------------0000-----------

GaviotaBaldomero Fernández Moreno (Argentina)‎

Liviana como una espuma
nunca deja de volar:‎
parece un copo de espuma‎
desprendido de la mar.‎

‎------------------------0000------------------------‎

Breve romanceSaúl Schkolnik (Chile)‎

Llegó hasta la esquina
aquella camioneta:‎
nueva, tímida, discreta.‎
sobre un poste
recién instalado
había un semáforo
trepado.‎
Al verla, ‎
él le hizo un guiño
‎ con un ojo:‎
era rojo.‎
Frenó la dulce camioneta.‎
Entonces el semáforo
‎-que por cierto era muy pillo-‎
le abrió su ojo amarillo.‎
Ella embragó muy coqueta.‎
Y el semáforo le dijo:‎
para que usted me recuerde
le enseñaré mi ojo verde.‎
Ella aceleró pensando:‎
‎¡Simpático sujeto!‎

‎-----------------------0000----------------------‎

Los libros son mis amigosAlma Flor Ada

Los libros son mis amigos;‎
nos dicen cosas hermosas.‎
Lápiz, papel, son mis amigos
con los que cuento yo.‎

Me gusta leer,‎
me gusta escribir,‎
me gusta cantar,‎
me gusta reír.‎

En cada cuento
lo más hermoso‎
es ver al bueno‎
salir airoso.‎

Por eso me alegro
una y otra vez‎
cada vez que oigo:‎
‎“Había una vez…”‎

‎--------------0000------------------‎

Buen viajeAmado Nervo (México)‎

Con la mitad de un periódico
hice un buque de papel,‎
y en la fuente de mi casa‎
va navegando muy bien.‎

Mi hermana con su abanico‎
sopla que sopla sobre él.‎
‎¡Muy buen viaje, muy buen viaje,‎
buquecito de papel!‎

‎-----------------------0000------------------------‎

La higueraJuana de Ibarbouru (Uruguay)‎

Porque es áspera y fea,‎
Porque todas sus ramas son grises.‎
Yo le tengo piedad a la higuera.‎
En mi quinta hay cien árboles bellos;‎
Ciruelos redondos,‎
limoneros rectos‎
y naranjos de brotes lustrosos.‎
En las primaveras
todos ellos se cubren de flores‎
en torno a la higuera,‎
y la pobre parece tan triste‎
con sus gajos torcidos que nunca‎
de apretados capullos se visten…‎
Por eso,‎
‎ cada vez que yo paso a su lado‎
digo, procurando
hacer dulce y alegre mi canto:‎
‎“Es la higuera el más bello‎
de los árboles del huerto”.‎
Si ella escucha, ‎
si comprende el idioma en que hablo, ‎
‎¡Que dulzura tan honda hará nido
en su alma sensible de árbol!‎
Y tal vez, a la noche,‎
cuando el viento abanique su copa,‎
embriagada de gozo le cuente:‎
‎“Hoy a mí me dijeron hermosa”.‎