lunes, 15 de octubre de 2007

EL SIGNIFICADO DENOTATIVO Y CONNOTATIVO

‎ ‎
El SIGNIFICADO de una palabra puede definirse como “el conjunto de ‎rasgos conceptuales vinculados de un modo fijo y socialmente válido a una imagen ‎acústica (referente) determinada”.‎
‎ ‎
DENOTACIÓN es el conjunto de rasgos conceptuales de una palabra, que nos ‎llevan a un “referente”.‎
‎ ‎
La palabra (el elemento material que la forma) simboliza un “pensamiento ‎o referencia” (el significado concreto) que a su vez “refiere o hace referencia” al objeto ‎o acontecimiento sobre el que estamos hablando (“referente”). ‎
‎ ‎
REFERENCIA es la relación que establecemos en un discurso cualquiera ‎entre el signo o palabra y su referente u objeto. Por ejemplo, cuando ‎oímos la palabra “puerta”, pensamos en una puerta (aparece en nuestra mente ‎la idea “puerta”) y así comprendemos lo que el que hablante está diciendo (a ‎lo que se refiere). Y al revés, cuando queremos hablar del objeto “puerta”, ‎‎“pensamos” en una puerta y esto nos hará pronunciar la palabra “puerta”.‎
La referencia es una relación que se establece en el discurso, es decir, en el USO de la ‎palabra en un enunciado determinado, que puede cambiar de un enunciado a otro o ‎incluso dentro del mismo enunciado. ‎

Según la teoría referencial, las palabras tienen un significado por sí mismas, un ‎significado objetivo, independiente de los distintos USOS.‎

El significado es una relación constante entre significante y objeto y que no cambia en ‎los distintos usos. Ejemplo: Tu COCHE es mejor que mi COCHE.‎

Para los defensores de la teoría contextual del significado, “el verdadero” significado ‎de una palabra depende del ‘USO’ en el lenguaje”. Así, por ejemplo, el significado de la ‎palabra “gato” es su uso en contextos tales como “El gato coge al ratón”, “Compré ‎pescado para mi gato”. En definitiva, la teoría contextual dice que una unidad léxica no ‎tiene sentido por sí misma sino solamente en un contexto.‎

Es cierto, como pone de manifiesto esta teoría, que el significado de una palabra ‎depende del CONTEXTO o SITUACIÓN en que aparezca. Recordemos que ‎‎“contexto situacional o situación” es el conjunto de circunstancias extralingüísticas ‎que intervienen en la comunicación y que influyen en la elección de las palabras o ‎hacen que éstas adquieran un SENTIDO distinto. (Ejemplo la expresión “¡un clavo!” o ‎la palabra “gato”, “ratón”, etc.).‎

CONTEXTO LINGÚÍSTICO es el conjunto de unidades que preceden o siguen a una ‎palabra en el texto. Aisladamente, una palabra puede tener varios significados, pero ‎cuando la situamos en un contexto determinado, adquiere un significado concreto y ‎único entre todos los posibles. ‎
‎(“Verde prado de fresca sombra lleno”; “ese muchacho está muy verde”; “el libro me ‎costó dos verdes”.)‎

Es cierto que el significado de una palabra solamente puede averiguarse estudiando su ‎uso, pero también es cierto que los significados son entidades objetivas con existencia ‎independiente al margen de toda apreciación individual. ‎

EL SIGNIFICADO CONNOTATIVO.‎
‎ ‎
Definimos denotación como “el conjunto de rasgos conceptuales que integran el ‎núcleo semántico fundamental de la palabra y que nos llevan a un referente”. El ‎significado denotativo:‎
‎* Es, en esencia, común a todos los hablantes de una lengua.‎
‎* Es un componente estable del significado de la palabra.‎
‎* Constituye una información objetiva sobre el referente de la palabra; no ‎implica ninguna valoración. ‎

Pero, en su uso por los hablantes dentro del discurso, las palabras pueden adquirir ‎además rasgos de significado no denotativos: son las CONNOTACIONES o rasgos ‎connotativos. Se trata de contenidos que el hablante sugiere o evoca intencionada o ‎involuntariamente en la mente del oyente y que éste ha de comprender para que la ‎comunicación sea completa.‎

Compárense estos dos enunciados:‎

a) Tan bizarro iba sobre su cabalgadura, que cualquiera diría que iba montado en un ‎caballo, y no en un asno viejo y derrengado.‎

b) Cuando bailas, te mueves como un caballo.‎

En ambos, la palabra caballo tiene la misma denotación y, sin embargo, su significado ‎es bien diferente. En el primero el término lleva asociadas ideas como ‘belleza’, ‎‎‘elegancia’; en el segundo se asocia a ‘torpeza’‎

Los rasgos connotativos:‎

‎ En el plano de la lengua, connotaciones son aquellas asociaciones que posee ‎objetivamente el término al margen de su contenido conceptual -así ‘chucho’ posee los ‎rasgos connotativos (+ familiar) (+despectivo) frente a ‘perro’; ‘ácido acético’ (+ ‎tecnicismo) frente a ‘vinagre’-.‎

‎ En el plano del habla, connotaciones son las evocaciones afectivas o ideológicas que ‎acompañan a las palabras para un hablante o conjunto de hablantes y que revisten un ‎carácter subjetivo.‎

El lenguaje literario opera con un léxico fuertemente connotativo. El lenguaje ‎periodístico y la propaganda política e ideológica tienen muy en cuenta las ‎connotaciones de todo tipo de giros y palabras (compárense los siguientes enunciados: ‎‎“Las fuerzas del orden se vieron obligadas a disparar con sus armas reglamentarias ‎sobre los alborotadores”/ “la policía disparó indiscriminadamente sobre los ‎trabajadores indefensos”).‎
‎ ‎
El lenguaje no sólo expresa lo que el sujeto quiere racionalmente transmitir, sino que ‎está cargado de elementos simbólicos e inconscientes capaces de contradecir ‎flagrantemente lo que expresan las palabras.‎
RESUMIENDO:‎

DENOTACIÓN es el significado o significados objetivos que tienen las palabras y ‎que son comunes a todos los hablantes. Es el significado básico, el significado primario, ‎el que aparece en los diccionarios. La palabra ‘muerte’ tiene el significado denotativo ‎de “cesación de vida”‎
‎ ‎
CONNOTACIÓN es el significado asociado al significado básico conceptual (La ‎palabra antes citada, ‘muerte’, a su significado básico, denotativo, lleva asociado los ‎significados connotativos de ‘dolor’, ‘angustia’, ‘rechazo’, etc.). Estas asociaciones ‎pueden ser objetivas y de validez común (los citados de la palabra ‘muerte’) o pueden ‎ser evocaciones de tipo subjetivo, es decir, algo muy personal (evocaciones que las ‎palabras despiertan en nuestra imaginación: la palabra ‘toro’ no tiene las mismas ‎connotaciones para un torero y para una persona de la calle). La connotación es una de ‎las causas esenciales de los cambios de significación: las palabras se vacían de su ‎significado original y se llenan de otras significaciones.‎

2 comentarios:

manuel dijo...

q monse expresen bien

no se lee ntiende nada

Eros Baltodano Garcia dijo...

cual es la ni bibliografía del documento?????